Doná sangre. Ayudanos a que nunca falte. Con tu donación podés salvar hasta 4 vidas

62 veces

Este próximo miércoles 14 de noviembre de 8 a 15 en el Hospital de Día, en el segundo piso, se llevará a cabo una colecta de sangre. Es fácil (sin preparación previa - no tenés que estar en ayunas), seguro (material descartable y no afecta tu salud), y útil (porque salvás vidas).

Nueve de cada diez personas necesitarán sangre para ellas o su entorno en algún momento de su vida y la sangre no se puede fabricar. Es necesaria para trasplantes, operaciones, tratamientos oncológicos o accidentes.

La sangre donada se separa para que cada paciente reciba el componente lo que necesita para mejorar. Los glóbulos rojos se usan para tratamientos de anemias crónicas o agudas, cirugías o trasplantes; las plaquetas para tratamientos de quimioterapia, aplasia medular y trasplantes; y el plasma y derivados, para tratamientos de hemofilia, problemas de coagulación, quemaduras, enfermedades del riñón y del hígado, entre otras.

Quiénes pueden donar

  • Tener entre 16 y 65 años
  • Pesar más de 50 kilos.
  • Gozar de buen estado de salud.
  • Haber ingerido alimentos (sólo ayuno de grasas)
  • Disponer de Documento Nacional de Identidad (DNI, cédula o pasaporte)

Antes de donar, informate. Si estás decidido a donar sangre tené en cuenta algunas consideraciones y requisitos para hacerlo:

  • Estar descansada/o, habiendo dormido por lo menos 6 horas.
  • Sentirte en buenas condiciones (no tener síntomas de malestar general, fiebre, resfrío o tos).
  • Debés desayunar o almorzar de forma habitual y tomar líquidos en abundancia (no alcohólicos).
  • Recordá que NO tenés que ir en ayunas
  • Tené tu DNI a mano porque deberás presentarlo.

El personal del Instituto de Hemoterpia te va a explicar las situaciones de riesgo, por las que no deberías donar, y los estudios que se le harán a tu sangre. En caso de tener dudas o estar en desacuerdo tenés derecho de auto excluirte y no donar.
Toda la información que brindes es confidencial. Se verifica tu peso, temperatura, pulso y presión arterial, y se toman muestras de sangre para controlar que los glóbulos rojos estén bien.
Tené en cuenta que aunque no puedas donar sangre, siempre podés colaborar difundiendo entre tus amigos y familia la importancia de ser donantes voluntarios y habituales de sangre.
La extracción dura entre 7 y 10 minutos. Se realiza en un ambiente seguro y con material descartable. Se extrae sólo una unidad de sangre (alrededor de 450 ml) y pequeñas muestras para posteriores análisis.
Después de donar, se te brindará un refrigerio, a fin de recuperar líquidos y azúcar. Es importante que lo tomes antes de irte. Si no te sentís bien, avisanos y no abandones el Hospital. Te van a entregar un certificado de donación y un formulario de “Autoexclusión confidencial” para que expreses tu voluntad de eliminar la unidad de sangre que donaste si considerás que por alguna razón no es segura.
Durante las 6 horas siguientes, no hagas esfuerzos ni cargues peso con el brazo para evitar hematomas; no hagas cambios bruscos de posición, ya que podrías tener sensación de mareo.
Si esto ocurre, acostate boca arriba y levantá ligeramente las piernas. No tomes alcohol, no fumes (sobre todo en las 2 primeras horas), tomá abundante líquido (agua, jugos, leche).
La sangre donada siempre se estudia. La sangre que dona una persona nunca se transfunde directamente al paciente.

A cada donación se le realizan los siguientes estudios de laboratorio:

  • Clasificación de grupo y factor sanguíneo y anticuerpos.
  • Detección de Infecciones Transmisibles por Transfusión (ITT). Son obligatorias para nuestro país: Hepatitis B, Hepatitis C, VIH/Sida, Chagas, Sífilis, HTLV y Brucelosis.