Familia y diabetes es el lema de concientización de este año

126 veces

La Unidad de Diabetes llevará adelante este miércoles 14 una campaña de concientización en el marco del Día Mundial de la Diabetes y promocionará los diferentes abordajes llevados a cabo en el Hospital con el objetivo de brindar nuevas herramientas para vivir con la enfermedad: el Consultorio de Insulinización y Educación Diabetológica individual -a cargo de la Dra. Daniela Bengoa-; el Consultorio de Nutrición Diabetológica -a cargo de la la nutricionista Daiana Gianfelice-, y el Curso de Educación para personas con diabetes, a cargo de ambas profesionales.

Estos tres abordajes, son parte de una iniciativa iniciada años atrás por el Departamento de Especialidades Clínicas, el Servicio de Clínica Médica y los médicos diabetólogos que supervisan todas las instancias.

La campaña mundial tiene como propósito dar a conocer las causas, síntomas, tratamiento y complicaciones asociadas a la enfermedad. El Día Mundial recuerda que la incidencia de esta grave afección está en aumento y continuará esta tendencia a no ser que se emprendan acciones desde ahora.

Más de 425 millones de personas viven actualmente con diabetes. La mayoría de estos casos son diabetes tipo 2, que en gran parte se puede prevenir mediante la actividad física regular, una dieta sana y equilibrada y la promoción de entornos de vida saludables. Las familias tienen un papel clave que desempeñar al abordar los factores de riesgo modificables para la diabetes tipo 2 y deben contar con educación, recursos y entornos para vivir un estilo de vida saludable.

1 de cada 2 personas que actualmente viven con diabetes no está diagnosticada. La mayoría de los casos son diabetes tipo 2. El diagnóstico y el tratamiento tempranos son clave para prevenir las complicaciones y lograr resultados saludables. Todas las familias se ven potencialmente afectadas y, por lo tanto, el conocimiento de los signos, síntomas y factores de riesgo para todos los tipos de diabetes es vital para detectarlo temprano.

La diabetes puede ser costosa para el individuo y la familia. En muchos países, el costo de la inyección de insulina y el monitoreo diario pueden consumir la mitad del ingreso disponible promedio de una familia, y el acceso regular y asequible a medicamentos esenciales está fuera del alcance de muchos.

Menos de 1 de cada 4 miembros de la familia tienen acceso a programas de educación sobre la diabetes. Se ha demostrado que el apoyo familiar en el cuidado tiene un efecto sustancial en la mejora de los resultados de salud. Por lo tanto, es importante que tengan acceso a la educación y el apoyo continuo en materia de autocontrol de la diabetes para reducir el impacto emocional de la enfermedad que puede dar lugar a una calidad de vida negativa.