Con síntomas de infarto, no te conviene quedarte en casa

402 veces

Como consecuencia de las disminución de las consultas e ingresos a hospitales de pacientes que sufren enfermedades cardiovasculares, los especialistas comienzan a mostrar preocupación sobre su estado de salud. Por ese motivo, remarcan la importancia de consultar ante cualquier signo o síntoma de problemas cardíacos, como dolor de pecho o dolor epigástrico (en la boca del estómago), dolor en mandíbula y/o extremidades superiores, falta de aire, desmayos, palpitaciones o arritmias.

Destacan que hay que tener en cuenta que la enfermedad cardiovascular -que tiene muchos y probados tratamientos- es más grave y produce mayor mortalidad y problemas de salud a largo plazo que el coronavirus. Mientras que la mortalidad informada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto al Covid-19 es aproximadamente el 3.8%, la mortalidad de un infarto no tratado alcanza aproximadamente el 50% y se reduce al 8,5 % cuando se trata en tiempo y forma.

También según la misma institución, entre los pacientes de edad avanzada -entre 70 y 80 años que son los de mayor riesgo para Covid 19-, la mortalidad alcanza entre el 10 al 15%, mientras que un paciente de 75 años que sufren infarto, tiene una mortalidad de hasta el 30 % según el ultimo registro de infarto agudo de miocardio (IAM) de la Sociedad Argentina de Cardiología. El infarto no tratado que sobrevive, tiene altas chances de presentar en los años posteriores problemas cardiacos graves, como insuficiencia cardíaca y arritmias.

Según las últimas estadísticas publicadas por la Secretaría de Salud de la Nación, en 2017 fallecieron en Argentina, 97.219 personas por enfermedades del corazón. Y hay más. Cada año, mas de 19 millones de personas fallecen en todo el mundo por enfermedades cardiovasculares, incluidas las enfermedades cardíacas y los infartos cerebrovasculares. La alarmante estadística representa la principal causa de muerte en la Argentina y el mundo, y se estima que para 2030 aumente a 23 millones.

De la misma manera que en todas las Áreas del Hospital, se han tomado todos los recaudos y estrategias para que los pacientes -y obviamente los médicos, enfermeros y administrativos- que los tratan tengan nula o mínima posibilidad de contagio. Por eso, que no hay que esperar que la pandemia pase, para consultar por problemas cardiovasculares porque puede ser tarde.Quedarse en casa es lo que hay que hacer, a no ser que tengas síntomas o signos de problemas coronarios.