Proteger a los jóvenes del tabaco

92 veces

Con motivo del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra todos los años el 31 de mayo, la Organización Mundial de la Salud llama a exponer las tácticas engañosas usadas por la industria tabacalera para atraer a las generaciones más jóvenes al consumo de sus productos. En Argentina se replica la situación identificada a nivel global: el marketing del tabaco está presente en múltiples canales y se enfoca, especialmente, en atraer la atención del público más jóven a través de conceptos ligados a la diversión, la independencia y la creatividad.

Las empresas tabacaleras diseñan displays luminosos y coloridos que ocupan gran espacio en los kioscos y también colocan avisos publicitarios visibles desde el exterior y promociones con precios de descuento, ambos aspectos violan la normativa de control de tabaco vigente. También aprovechan los paquetes para destacar algunas características de los productos como el sabor y, además, lo utilizan como un canal complementario para difundir promociones, concursos y nuevos lanzamientos.

Ante prohibiciones parciales de publicidad, las empresas redireccionan su marketing a internet donde realizan campañas de e-mail y concursos en los sitios webs de sus marcas. Paradores, boliches y recitales son los espacios que se priorizan para montar stands donde proponen iniciativas atractivas para el público joven.

En base a las últimas encuestas oficiales, Argentina presenta una de las cifras de prevalencia de consumo de tabaco más altas de la región: el 22,2% de la población adulta fuma y la edad de inicio se sitúa entre los 12 y 15 años. Por día mueren alrededor de 122 personas por causas relacionadas al tabaquismo (unas 44.851 muertes al año).